Car conditioning

Desde que nació el aire acondicionado se ha visto envuelto en una gran nube de mitos y falsas creencias.  Estas creencias provienen de rumores creados por los escépticos y la gente susceptible a los cambios. Son generados siempre que hay un gran cambio a nivel tecnológico. El problema es que en ocasiones se extienden entre la sociedad y se toman por ciertas algunas afirmaciones infundadas y sin ninguna base científica.

Una de las creencias más extendidas acerca del aire acondicionado es que perjudica la salud. Esto es totalmente falso ya que se ha demostrado científicamente que si el aparato contiene los filtros adecuados y un correcto mantenimiento y limpieza, es incluso beneficioso para la salud ya que mantiene alejados los ácaros y las partículas de polen tan perjudiciales para los alérgicos.

En cuanto a los resfriados por la exposición al aire acondicionado a bajas temperaturas, la respuesta es muy simple: la temperatura es incorrecta.  El aparato abarca un amplio rango de temperaturas, algunas más adecuadas para el ser humano, como ya hemos comentado en otras ocasiones, los profesionales estiman que una temperatura adecuada se comprende entre 22 y 25 grados centígrados.

Por este motivo tampoco afectará a nuestra salud mientras dormimos si lo programamos con una temperatura adecuada a la noche. Debemos tener en cuenta que el cuerpo pierde temperatura a medida que avanza la noche, por ello la temperatura debe estar en torno a los 25º centígrados. La mayoría de aparatos modernos también tienen una función de “Sleep” que aumenta la temperatura a medida que pasa el tiempo. En el caso de que el ambiente sea muy seco es conveniente añadir un humidificador.

También se han creado mitos entorno a que se respira peor en entornos acondicionados. Esta demostrado que esto no es cierto, porque como ya hemos explicado existen filtros capaces de mejorar la calidad del aire que respiramos. Incluso se han diseñado filtros especializados en para aires acondicionados en hospitales, que mantienen alejados incluso virus y bacterias.

Por último y como mencionamos en nuestro anterior entrada del blog, no se enfría antes una estancia por bajar la temperatura del aire acondicionado.

Una vez que hemos analizado estas  falsas creencias podemos sentarnos y disfrutar del aire sano y purificado que nos brinda nuestro aparato de aire acondicionado.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies