Combatir el calor durante el verano no es solamente cuestión de hidratarnos bebiendo líquidos, vistiendo con ropa fresca o refrescándonos de vez en cuando, que también. A menudo no llega a ser suficiente, sobre todo en épocas demasiado calurosas en las que ni la noche llega a dar tregua para descansar correctamente.

Mantenimiento de Aire AcondicionadoEs en ese momento cuando muchas familias deciden instalar un aparato de aire acondicionado en las diferentes estancias del hogar. Pero, comprar un aire acondicionado adecuado para el tipo de habitación y elegir a profesionales de la climatización no evita que, una vez que lo tengamos, debemos tener en cuenta un mínimo mantenimiento del aparato que nos asegure un correcto funcionamiento año tras año y que, además, se conserva en óptimas condiciones el mayor tiempo posible.

¿Cómo podemos hacer que nuestro aire acondicionado no se estropee y enfríe como el primer día sin perjudicar nuestra salud?

1.- Dependiendo del uso, los filtros deben ser cambiados con cierta frecuencia. Un elevado uso del aire acondicionado (varias horas todos los días y durante varios meses) obliga a una renovación de los filtros cada pocos meses. Sin embargo, si su uso es bastante esporádico, será suficiente con desmontarlos y limpiarlos de vez en cuando. Eso sí, cambiándolos como mucho cada dos años. Esto hará que el aire que respiremos sea lo más puro y limpio posible.

2.- Limpia los ventiladores exteriores. Son la puerta de salida del aire caliente y, al encontrarse en la fachada o el techo del edificio, acumula bastante suciedad que puede dificultar una correcta ventilación. Los tubos del circuito también deben ser limpiados con cierta asiduidad para evitar atascos y roturas.

3.- Comprueba el correcto funcionamiento del condensador y asegúrate de que el aire circula con normalidad en el aparato exterior.

4.- Revisa los niveles de gas. Algunos aparatos permiten ver si los niveles se encuentran en el rango normal. Hay que tener cuidado de que no existan fugas, de ello depende que nuestro aparato enfríe como debe.

Recomendaciones que deben estar siempre realizadas a cargo de profesionales. Cualquier daño en el producto por una mala actuación y que no hayan sido realizados por el servicio técnico es motivo de pérdida de la garantía. De ahí la necesidad de contar con la actuación de un profesional con los conocimientos y material preciso para su revisión.

Obviar estos cambios como ahorro puede convertirse en un mal peor. Ya que la acumulación de polvo excesiva en los circuitos de refrigeración o un incorrecto funcionamiento puede acarrear consecuencias peores para el aparato, incrementando así el coste de una futura reparación o sustitución del aire acondicionado. Y es que, como afirma el dicho, “más vale prevenir que curar”.

Si necesitas más información o que uno de nuestros técnicos se encargue de revisar tu aparato de aire acondicionado, no dudes en contactar con nosotros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies