Sistema Forzado

  • Equipo “menos” económico que el compacto
  • La instalación es sencilla
  • El depósito no tiene limitación de colocación
  • Se puede controlar la temperatura a la que se almacena el agua en el depósito
  • No tiene riesgo de helada
  • Necesita bomba de circulación y centralita
  • Necesita “más” espacio dentro de la vivienda
  • Consume electricidad
  • Riesgo de sobrecalentamiento
  • Componentes con mantenimiento: vaso de expansión y purgador

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies