Side Menu
 
title

Tipos de Biomasa

   

Existe una gran variedad de bio-combustibles sólidos susceptibles de ser quemados por tener un poder calorífico interesante:

 

PELLET

71_producto

  • Se trata de un combustible estandarizado a nivel internacional y normalizado (según ÖNORM M 7135/ DIN 51731, DINplus y EN Plus) y se comercializan bajo marcas con certificado de calidad.
  • Son pequeños cilindros procedentes de la compactación de serrines procedentes de las serrerías, de otras industrias o a partir de astillas.
  • En el proceso de pelletización NO se utilizan productos químicos, solo presión y vapor aunque es posible encontrar un % de aditivos naturales (almidón) para facilitar el prensado.
  • 2Kg de pellet equivalen energéticamente a 1 litro de gasoil.
  • Alta degradación frente a la humedad. El almacenamiento debe ser en lugares secos.
  • Garantía de suministro y precios estables. Escaso contenido de cenizas (inferior al 1%).

ASTILLA

72_producto

  • Se trata de un combustible estandarizado a nivel europeo.
  • Son trozos de madera entre 5 y 100mm de longitud. Su calidad depende del tipo de madera y la tecnología del astillado.
  • Es un combustible barato pero requieren silos más grandes y sistemas de alimentación específicos.
  • Precisan trabajos de mantenimiento mayores que en el caso de pellets (mayor generación de cenizas).
  • El tipo de descarga suele ser por volquete, aunque ya hay sistemas neumáticos para astillas muy pequeñas.
  • El control de calidad de las astillas y de los residuos agroindustriales (hueso, cáscara de piña, …)es MUY IMPORTANTE ya que sus características son poco homogéneas, principalmente en lo que se refiere al poder calorífico y humedad.
  • No es recomendable usar astillas ni residuos agrícolas con humedades por encima del 40%. Se provocarían condensaciones muy dañinas.
  • Nomenclatura en base al tamaño (G) y grado de humedad (W).
  • El PCI depende del grado de humedad y de la densidad de la materia prima (madera).

RESIDUOS AGROINDUSTRIALES

73_producto

  • Los residuos agroindustriales proceden normalmente de las industrias de la aceituna, la uva y los frutos secos.
  • Al elegir biomasas agroindustriales, como las cáscaras de frutos secos, huesos de aceituna, pepitas de uva, etc., y dado que sus propiedades pueden ser muy variables en la contratación del suministro, se recomienda que se especifique: qué poder calorífico tiene y qué grado de humedad tiene.
  • Es muy recomendable solicitar una analítica lo más completa posible, y evitar que tenga residuos (como pellejos, torta, etc.) incorporados.
  • El mayor problema que tienen estas biomasas es que no hay una normativa que regule su fabricación y procesado así como que garantice la calidad del producto a la hora de quemarlo en las calderas de biomasa. Precisamente este vacío normativo es lo que provoca que muchos fabricantes de calderas no admitan quemar este tipo de combustibles por las consecuencias que éstos pueden provocar sobre sus aparatos.

LEÑA

74_producto

  • Su uso está menos extendido que el resto de los biocombustibles. Normalmente su uso se reduce a viviendas unifamiliares de entornos donde hay alta disponibilidad de este tipo de biomasa.
  • También hay calderas modernas diseñadas para funcionar con leña y/o briquetas.
  • El poder calorífico dependerá del tipo de leña utilizada y de la humedad que contenga.
  • Un gran inconveniente es que hay que introducir la leña manualmente en la caldera varias veces al día.
  • Hay calderas que pueden funcionar de manera paralela con pellets a fin de conseguir cierta autonomía, pero este tipo de calderas suponen dos cámaras de combustión independientes, por lo que su coste se duplica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR