15030355247_2a488c44e9_zLa energía solar fotovoltaica es una de las fuentes de energías renovables con la que contamos para ayudar a mantener y desarrollar nuestro planeta limpio y sostenible. Pero, ¿en qué consiste?

La energía solar fotovoltaica no es otra cosa que la transformación directa de la radiación solar en electricidad. La complejidad reside en entender cómo funciona el proceso. La radiación solar incide en unos paneles fotovoltaicos que funcionan como dispositivos para conseguir excitar los electrones y que éstos puedan generar pequeñas diferencias de potencial a un dispositivo semiconductor. Es decir, gracias a la captura de estos electrones mediante los paneles, se genera una corriente eléctrica que puede ser utilizada como electricidad.

Existen fundamentalmente dos tipos de aplicaciones de la energía solar fotovoltaica: los sistemas aislados, gracias a los cuales se puede suministrar electricidad a casas de campo, sistemas de iluminación o de comunicaciones… Y un segundo tipo como centrales de generación conectadas a la red que tras generar la energía mediante los paneles solares fotovoltaicos, ésta se inyecta directamente a la red de distribución eléctrica.

Una de las mayores ventajas que presenta la energía solar fotovoltaica es que los paneles fotovoltaicos pueden disponerse en un sinfín de tamaños, lo que supone que pueden construirse paneles inmensos para sustentar de energía a un pueblo o una ciudad, o sencillos y pequeños dispositivos para integrarlos en los tejados de las viviendas para convertirlas en edificios autosuficientes. Sin embargo, esta no es la única ventaja representativa que ofrece.

Como eficaz fuente de energía renovable, proviene de una fuente inagotable como es el sol y no precisa de otros recursos. Además, se trata de una energía que no contamina pues no produce emisiones de CO2 u otros gases contaminantes.

No obstante, también proporciona ventajas económicas generando grandes ahorros económicos a sus propietarios e inversores por lo que en países como Brasil, Italia o México se están imponiendo legislaciones que permitan su autoconsumo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies