Como comentamos en esta noticia, el Real Decreto 235/2013 para la certificación de la eficiencia energética de los edificios que obligaba a determinados inmuebles a contar con un certificado de eficiencia energética (obligatorio para la compra-venta de este), unido a los objetivos de la Directiva Europea 2012/27/UE, obliga a crear un programa de ayudas económicas enfocados a realizar las reformas pertinentes para mejorar su eficiencia energética.

Ayudas y subvenciones para la rehabilitación de edificios

El programa de ayudas y financiación, que no tiene contraprestación y ofrece préstamos reembolsables con condiciones ventajosas, cuenta con 200 millones de euros y se pone en marcha a travérs del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Beneficiarios

  • Propietarios, persona física o jurídica, ya sea privada o pública, de los edificios ya existentes sea cual sea su uso.
  • Comunidades de propietarios o agrupaciones de comunidades de edificios residenciales que hayan sido constituidas según la Ley de Propiedad Horizontal.
  • Propietarios de edificios agrupados según los requisitos del artículo 396 del Código Civil.
  • Empresas acreditadas que sean explotadoras, arrendatarias o concesionarias de edificios y que tengan facultad para realizar las obras necesarias.
  • Compañías de servicios energéticos

Resolución de 28 de abril de 2015, apartado octavo.

Coberturas y cuantías

  • Mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica: ayuda base de 30% sin contraprestación y préstamo máximo del 60%.
  • Mejora de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas y de iluminación: ayuda base del 20% sin contraprestación y préstamo máximo del 70%.
  • Sustitución de energía convencional por biomasa en las instalaciones térmicas: ayuda base del 25% sin contraprestación y préstamo máximo del 65%.
  • Sustitución de energía convencional por energía geotérmica en las instalaciones térmicas: ayuda base sin contraprestación del 30% y préstamo máximo del 60%.

También es posible acceder a una ayuda adicional a la base siempre que no supere el límite establecido por el préstamo máximo. Para ello, es necesario que el edificio o la viviendas estén acogidas a un criterio social (VPO, Promoción Pública, situada en Áreas de Regeneración,…), aumentar en dos letras la calificación energética, alcanzar la categoría “A” o “B” o la aplicación de dos o más mejoras simultáneas.

El plazo de presentación de solicitudes finaliza el 31 de diciembre de 2016 o hasta agotar el presupuesto disponible en base a las adjudicaciones ya concedidas, a no ser que el IDAE decida prorrogarlo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies