Los meses de frío se acercan y seguramente ya estés pensando en cómo afrontar la temida factura de la luz durante el largo invierno. No te preocupes. Plantarle cara a las bajas temperaturas sin consumir energía es posible. Según un informe del Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), utilizar braseros eléctricos y estufas para calentarse supone el 46 % del consumo energético de los hogares españoles. Esto supone un gasto importante en el presupuesto de final de mes. Motivo suficiente para buscar alternativas que nos ayuden a calentarnos sin apretar ningún tipo de interruptor.

Airear la casa es algo fundamental. Pero en invierno solo es necesario ventilar durante 10 minutos. ¡No más! Por la noche es aconsejable bajar las persianas para que el frío no se introduzca en las habitaciones. La clave está en aprovechar la luz solar. En el momento del día en el que el sol incida sobre la vivienda debemos tener las cortinas y persianas abiertas para que pueda entrar la luz en el interior. Una vez hecho esto es aconsejable mantener las ventanas cerradas para que no se escape el calor. Por otro lado, es importante tener buenos cerramientos en puertas y ventanas. Si necesitas tapar fisuras o rendijas un remedio muy económico es utilizar cinta adhesiva aislante. Así el frío no se colará por ningún sitio.

Otro punto que debemos tener en cuenta es el de cerrar las puertas de las estancias para zonificar el calor e impedir que el frío no se expanda por la casa. Sobre todo en viviendas de dos plantas o con pasillos muy largos. Asimismo, las alfombras son ideales para conservar el calor. Ya que el suelo es el elemento constructivo que mayor pérdida energética posee. Los suelos que mejor combaten el frío son la moqueta o el parqué. Si te vas a sentar a ver la tele o a leer un libro, la manta es una solución perfecta para mantener una buena temperatura corporal. ¿A quién no le gusta pasar las largas tardes de invierno bajo una manta? Así que ya sabes. Este invierno tienes muchas alternativas para conservar el calor en casa. Opciones que contribuirán a mejorar la economía familiar y el medio ambiente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies