La gestión inteligente del consumo energético es uno de los puntos principales para todo edificio, local o vivienda que busque el máximo ahorro a la vez que respeta el medio ambiente. En este punto, los centros comerciales juegan un primordial a la hora de contribuir a la conservación de nuestro planeta. Por regla general, son espacios en los que debido al gran número de horas que se encuentran abiertos al público a diario, deben apostar más por un consumo de electricidad y aire acondicionado y calefacción responsable.

centro-comercial-eficiencia-energeticaLa adecuación de la estructura para asegurar una correcta climatización a tenor de las puertas constantemente abiertas de cara a la calle es primordial para evitar un derroche en consumo energético. Además, más allá del confort térmico, los requerimientos de refrigeración en espacios como los supermercados hacen que su eficiencia se torne más compleja.

Se estima que en Europa existen cerca de 5.700 centros comerciales que consumen unos 157 millones de toneladas equivalentes de petróleo, según el Plan de Acción de Eficiencia Energética de la Unión Europea en 2005. Con el objetivo de reducir la demanda de energía en un 75% en los centros comerciales y espacios de ocio en la Unión Europea, diez países, entre los que se encuentra España, desarrollará una metodología para la rehabilitación de estos lugares al amparo del proyecto CommONEnergy.

Los objetivos del proyecto son claros: reducir la factura energética, minimizar las emisiones de gases de efecto invernadero y mejorar la imagen de los centros para atraer un mayor número de clientes. Entre las actuaciones, se encuentra el desarrollo de fachadas multifuncionales con capacidad de instalación de módulos fotovoltaicos, aislamiento de fachadas con propiedades que permitan su autolimpieza o cubiertas vegetales para reducir la temperatura interior. Además, de sistemas de activación y desactivación de climatización, refrigeración e iluminación, junto a la recogida de datos de consumo.

Con estas actuaciones, se espera reducir la demanda energética en cada edificio en un 75 %, incrementar el uso de las renovables en un 50 % y recuperar la inversión en el plazo máximo de siete años.

¿Necesita ayuda en la gestión de la energía de su edificio? ¡Consúltenos sin compromiso!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies