Con la llegada del calor comienzan a ponerse en marcha de nuevo los aparatos de aire acondicionados en nuestros hogares y empresas. Es el momento en el que nos damos cuenta de que quizás se han quedado demasiado obsoletos, de que no funcionan correctamente o directamente no nos hemos planteado hasta este momento la compra de uno.

aire-acondicionado-saludAsí que, si éste es tu caso y estás pensado en adquirir un nuevo aparato acondicionado, no te olvides los puntos que debes mirar, porque el precio no lo es todo. Sobre todo si queremos ahorrar a medio y largo plazo en la factura de la luz, un aparato más barato supondrá un mayor coste en nuestras facturas, ya que su eficiencia energética será menor.

Por ello, si quieres pasar un verano refrescante y sin sorpresas, no te olvides de lo siguiente:

  • Déjate asesorar por profesionales. Pregúntale a nuestro equipo cuál es el aparato que más te convendría para tu caso en particular y estudia la relación calidad-precio antes de comprar.
  • Apuesta por los aparatos más eficientes energéticamente. Como hemos comentado, pueden que sean más caros que otros, pero a la larga van a suponer un importante ahorro en nuestros recibos de energía. La eficiencia se categoriza por letras (siendo la A los más eficientes, con un consumo de energía hasta un 55% inferior a la media) y se encuentra reflejada en la etiqueta del aparato.
  • Elige bien las medidas en función del tamaño de tu hogar u oficina. Un aparato demasiado pequeño para una estancia muy grande no será capaz de enfriarla adecuadamente. De la misma forma que un aparato demasiado grande puede presentar problemas para el filtrado y circulación del aire, así como la extracción de la humedad. De ahí que sea muy importante preguntar a nuestros técnicos.
  • Es muy importante que el aire acondicionado que elijas tenga un humidificador incorporado con los filtros fácilmente accesibles, ya que es una pieza que se debe limpiar y renovar con cierta regularidad.
  • ¿Sabes cuál es el grado de humedad de tu ciudad? Dependiendo de él deberás elegir un aparato acondicionado específico. Si existe poca humedad relativa, necesitarás una potencia menor que si existe mayor humedad.
  • ¿En qué planta vives? En función de la planta de tu vivienda, necesitarás un tipo de aire u otro. Cuanto más alta y soleada, mayor potencia. Al igual que también influye los materiales que se han utilizado para su construcción, la orientación y el diseño. Tampoco es lo mismo tener un solo aire acondicionado en el salón que tener todas las habitaciones aclimatadas o utilizar bombillas halógenas, que desprenden mayor calor que otras.

Y, como siempre, si tienes dudas o no sabes muy bien cuál es el aparato de aire acondicionado que te conviene, solicita ayuda a profesionales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies