Si queremos ahorrar en nuestro hogar es posible que hayamos oído hablar de aerotermia en algún momento. Vamos a centrarnos en aclarar el concepto así como definir los usos y ventajas que puede traer a nuestra vida.

ImprimerLa aerotermia es un tipo de energía renovable que se sirve de la energía que contiene el aire que nos rodea. En la actualidad, podemos usarla para producir agua caliente sanitaria (ACS) así como para calefacción y climatización de viviendas. En realidad estamos frente a una de las energías más naturales e inagotables que existen. Disponemos de manera natural de esa energía, contenida en el aire en forma de temperatura, con la gran ventaja añadida de que puede regenerarse mediante la naturaleza.

¿Cómo funciona? Para empezar a extraer energía del aire exterior, necesitamos una bomba de calor de alta eficiencia. Con esto conseguimos llevar la energía de un lugar a otro. Pero para que el proceso sea exitoso necesitamos instalar una unidad exterior y, dependiendo de las necesidades que tengamos en nuestra vivienda, una o varias unidades interiores.

Si tuviéramos que sopesar sus ventajas e inconvenientes, prácticamente ganarían la partida sus enormes beneficios. Entre ellos está la despreocupación por el mantenimiento una vez hecha la instalación, porque el sistema no funciona con combustión. Es un circuito cerrado donde tampoco hay que sustituir nada. También es posible regular la temperatura en las distintas zonas de la vivienda.

Además es una energía segura, compatible con otras energías y que puede instalarse al inicio de una obra o acoplarse a la vivienda si no es de nueva construcción. Y ahora llega la parte de la que todos nos gusta hablar: del ahorro. Desde luego, no es nada baladí que podamos conseguir calor y agua caliente de una forma limpia a la vez que conseguimos un ahorro energético de hasta el 75%.

No obstante, también hay una contrapartida a estos beneficios. Su coste es algo superior a la instalación de un sistema de energía convencional. Si bien antes hablábamos de olvidar el mantenimiento, tenemos que tener en cuenta que el compresor de la bomba de calor es el único elemento que puede sufrir desgaste por su uso continuado. De todas formas, se le estima una vida útil de 20-25 años.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies